Metaverso de Facebook: ¿qué sabemos del proyecto de mundo virtual soñado por Mark Zuckerberg?

Facebook lo acaba de anunciar a bombo y platillo: el grupo de Facebook pasará a ser Meta. Este cambio pretende resaltar el objetivo futuro del grupo: la creación de un metaverso, un mundo virtual y persistente. Por el momento, el metaverso sigue siendo un proyecto relativamente desconocido para el público. Esto es lo que debe recordar.

Facebook llevaba años desarrollando su proyecto. Pero es solo recientemente que la red social realmente comenzó a promoverlo: el metaverso ahora está en el corazón de la estrategia de desarrollo del grupo. De hecho, Mark Zuckerberg ve el futuro de la empresa allí, como lo demuestra el reciente cambio de nombre del grupo. Al convertirse en Meta, la multinacional quiere posicionarse aún más como líder en el ramo. Pero, ¿cuál es el metaverso en cuestión?

¿Qué es el anuncio de Facebook?

Uno de los últimos signos de la aceleración del desarrollo del metaverso en Facebook fue el lanzamiento, el 17 de octubre de 2021, deun anuncio de reclutamiento, a primera vista bastante clásico. La red social abre puestos y busca nuevos talentos para cubrirlos. Hasta ahora, nada muy especial. Excepto que esta campaña de contratación está en la escala de la red social: colosal. Y sobre todo, se enfoca en un proyecto que aún es poco conocido en el sitio: el metaverso.

En detalle, la compañía americana pretende contratar 10.000 perfiles durante los próximos cinco años. No tiene la intención de buscarlos en ningún lado: es en la Unión Europea donde Facebook dice que quiere buscar personas «altamente calificadas», en particular «ingenieros altamente especializados» para desarrollar lo que el sitio describe como la «plataforma informática del futuro». .

¿Qué es un «metaverso»?

Es otro nombre para lo que Facebook describe como la «plataforma informática del futuro». Es un universo virtual ficticio, en el que los individuos pueden evolucionar en espacios persistentes y compartidos, en tres dimensiones. Sería una especie de Internet del futuro, donde ya no navegaríamos online en dos dimensiones, con navegadores web, sino con avatares, cascos 3D y de realidad virtual.

Listo jugador uno

El universo representado en Ready Player One es similar a un metaverso (muy evolucionado, por supuesto). // Fuente: Ready Player One

Por su parte, Facebook describe el proyecto como: “una nueva fase de experiencias virtuales interconectadas utilizando tecnologías como la realidad virtual y la realidad aumentada. En esencia, está la idea de que al crear una mayor sensación de presencia virtual, la interacción en línea puede volverse mucho más cercana a la experiencia de interactuar en persona. »

El concepto de metaverso es una noción que se podría encontrar en estado embrionario en los juegos multijugador masivo -que tienen mundos persistentes- o en una versión mucho más avanzada y futurista en la película de ciencia ficción Ready Player One, de Steven Spielberg, donde los protagonistas Ponte visores y atuendos hápticos para unirte a un mundo fuera del mundo, el Oasis.

Lea También:  iOS 12: ¿cómo crear un Memoji a tu imagen?

¿Existen otros “metaversos”?

El ejemplo más citado en el campo del “metaverso” es sin duda el famosísimo Second Life. Fue él quien difundió la idea de estos mundos virtuales en los que se podría llevar una existencia un poco diferente, en un universo de bits, en paralelo a la que ocurre en un mundo de átomos. Es un proyecto antiguo, porque nació en junio de 2003, después de cuatro años de gestación. Una eternidad en la escala de la red.

Second Life sigue operativo, aunque sigue confinado a un nicho de usuarios. En 2012, el juego contó con 60.000 conexiones simultáneas según Los Inrocks y uno entrada en el blog dedicado a Second Life publicado en 2013 afirmaba que tenía una base activa de 600.000 usuarios. A artículo más reciente de 2020 informó que el universo sigue estando abarrotado, mientras que otro señaló en 2018 quesiempre hubo inscripciones.

Segunda vida

Un avatar en Second Life.

Fuente: Chika Watanabe

El éxito de Second Life a principios de la década de 2000 despertó el apetito. En 2007 sugerimos diez alternativas. No se puede decir que su destino fue brillante. Algunos no han pasado de la etapa de rumor o concepto vago. Otros existieron durante un tiempo, antes de desaparecer. Durante un tiempo, ¡incluso se habló de un Google Earth en salsa Second Life! Solamente Universo Entropía celebrada el.

Mucho más cerca de nosotros, el estudio Epic Games, al que le debemos el imprescindible Fortnite, describe habitualmente este título como una plataforma social y no solo como un juego. En septiembre de 2020, la editorial recordó su deseo de hacer de este juego “un metaverso completo que sea un espacio virtual interactivo, persistente y con múltiples usos. »

El propio jefe de Epic Games recordó este objetivo en marzo de 2021: «no es ningún secreto: Epic está invirtiendo en la construcción de un metaverso». En otras palabras, Facebook no será un precursor en absoluto en los metaversos. Dicho esto, el sitio de la comunidad tiene una fuerza de ataque ciertamente nunca vista en medio de mundos virtuales y persistentes. Y eso podría marcar la diferencia.

¿Desde cuándo Facebook se ha interesado por el metaverso?

Ciertamente es muy difícil fechar con precisión el momento en que Mark Zuckerberg se dijo a sí mismo que iba a lanzar un metaverso, sobre todo porque la red social asegura no querer trabajar sola en el tema -en su nota de prensa, Facebook especifica que el la construcción de esta plataforma informática del futuro se realiza “en colaboración con otros”. Pero claramente la idea ha estado dando vueltas durante casi una década.

Recordamos que en 2014, con motivo del décimo aniversario de la red social, Mark Zuckerberg hizo un ejercicio de anticipación imaginando los próximos diez años del sitio: «durante la próxima década, la tecnología abrirá nuevas vías para capturar y comunicando nuevas formas de experiencia». Estábamos entonces en febrero. Y en marzo, Facebook adquirió Oculus VR.

casco de realidad virtual

Por estilo, bueno…

Fuente: Pexels/Julia M. Cameron

Facebook ha gastado a lo grande, ya que gastó un total de 2.000 millones de dólares para hacerse con esta empresa americana especializada en dispositivos de realidad virtual. Y dos meses después, Brendan Iribe, gerente general de Oculus VR, habló de la posible perspectiva de aprovechar la comunidad de Facebook para tener una especie de MMO con mil millones de miembros, número de suscriptores en ese momento.

Lea También:  iPhone 6, 6s, SE o 7: lo que debes saber antes de cambiar la batería de tu smartphone

Presumiblemente, a diferencia de World of Warcraft, no habría aventuras. Sería más una atmósfera de Second Life, donde todo el proyecto sería encarnarse a uno mismo o encarnar a otro avatar y llevar a cabo diversas interacciones sociales. En definitiva, el metaverso de Facebook podría ser la próxima versión de Second Life, mucho más exitosa, aprovechando las tecnologías de realidad virtual de Oculus.

Las iniciativas de Facebook en esta área cobraron impulso en 2019, cuando se dio a conocer Horizonteun concepto de un universo social y lúdico en realidad virtual, aunque en este sentido, Facebook ya se estaba comunicando sobre proyectos desde 2016. Más recientemente, en agosto de 2021, el sitio dio noticias de Horizon al mostrar una primera variación, Workrooms, que ofrece una alternativa de realidad virtual a la videoconferencia.

¿Quién quiere el metaverso de Facebook?

Esta es una de las preguntas cuya respuesta sigue siendo incierta: dada la muy degradada —por no decir catastrófica— imagen de Facebook, parece difícil afirmar que el público estaría dispuesto a sumergirse en un mundo virtual y persistente cuyas cadenas son, al menos en parte, tirado por la red social. Como decimos El economista«Facebook se acerca a un punto sin retorno en lo que respecta a la reputación».

Las quejas contra el sitio estadounidense son innumerables y sería casi inútil enumerarlas aquí: las páginas en inglés y en francés en Wikipedia ofrecen un resumen ya muy completo para quien quiera refrescar la memoria. Nuestra etiqueta de Facebook también proporciona una gran cantidad de artículos que desafían a la plataforma en muchos temas. Por lo tanto, la incursión de Facebook en un metaverso se ve con cautela.

Una fotografía ha marcado con precisión los espíritus. Vemos al jefe de Facebook, sonriendo, cruzando un callejón, en medio de decenas de espectadores cuyos rostros están ocultos por cascos de realidad virtual. La foto data de febrero de 2016 y ya los comentarios la vieron una advertencia del “aterrador futuro distópico” dominado por Facebook.

zuckerberg-vr

Mark Zuckerberg durante su discurso en el MWC 2016, con la foto tan llamativa.

Otro evento realmente no había abogado a favor del metaverso-à-la-Facebook. En 2017, Mark Zuckerberg intentó promocionar los méritos de Facebook Spaces, una interfaz de realidad virtual que se encontraba en fase experimental. El capo de la red social fue entonces «teletransportado» virtualmente a Puerto Rico, asolado por el huracán María, en la forma de un hombrecito virtual. La iniciativa había disgustado mucho.

De hecho, muchas de las críticas dirigidas a Facebook están alimentadas por el modelo de negocio de la red social, que se basa en la publicidad dirigida. Actualmente, la red social utiliza muchas señales diferentes para saber qué interesa a los internautas y ofrecerles contenidos relacionados. Sin embargo, con un metaverso, Facebook podría absorber aún más datos, especialmente datos de comportamiento.

Lea También:  ¿Cuáles son las versiones más comunes de Android en los teléfonos inteligentes?

“Parte de la razón por la que Facebook está tan fuertemente invertido en realidad virtual y realidad aumentada es que la granularidad de los datos disponibles cuando los usuarios interactúan en estas plataformas es un orden de magnitud mayor que en los medios de pantalla”, dijo el BBC este verano Verity McIntosh, experta de la Universidad del Oeste de Inglaterra

«Ahora no se trata solo de dónde hago clic y qué elijo compartir, se trata de dónde elijo ir, cómo me paro, qué veo por más tiempo, formas sutiles en las que muevo físicamente mi cuerpo y reacciono a ciertos estímulos. Es una ruta directa a mi subconsciente y es oro para un capitalista de datos”, agregó.

El metaverso de Facebook, ¿una distracción?

La comunicación de Facebook sobre la nueva identidad del grupo y el metaverso podría aparecer como una distracción y una forma de que se hable de la red social de una manera un poco diferente que a través de escándalos y controversias. Dicho esto, su proyecto de metaverso en realidad es anterior al estallido de las controversias más recientes.

Es cierto que Facebook está teniendo un regreso a clases turbulento: una investigación del Wall Street Journal ha sacado a la luz que el sitio es consciente de la naturaleza tóxica de su filial Instagram en las mujeres jóvenes. Un gran apagón derribó todo el imperio de Facebook durante horas. Su proyecto Instagram Kids encuentra casi nada más que oposición. Su forma de manejar las noticias Getty, incluido el covid, es muy criticada.

Claramente, Facebook está en un parche complicado, especialmente con la acción de Frances Haugen, una denunciante que recientemente alimentó a los medios con documentos confidenciales. Se esperan otros trastornos, porque Frances Haugen debe ser escuchado por el consejo de supervisión de Facebook, que dice fue captado por la red social.

El desglose, además, también tuvo el efecto de resaltar el monopolio de Facebook en la red. Quizás por eso también, en la nota de prensa de Facebook del 18 de octubre, la red social da la impresión de hacer gestos —así, la contratación de 10.000 puestos se producirá en la UE, un área donde la regulación es una de las más fuertes del mundo—. mundo, como el RGPD.

Tal vez esa sea también la razón por la cual la declaración de Facebook sobre futuras contrataciones decía que «ninguna empresa poseerá ni operará el metaverso». La red social declara que, “al igual que Internet, su principal característica será su apertura e interoperabilidad”. Y que también es elogioso respecto a la Unión Europea, sus valores (como la privacidad) y su liderazgo en materia de regulación.

Pero se trate o no de una táctica para desviar la atención –incluso si el proyecto, como hemos dicho, es de hecho mucho antes de los problemas más recientes de la plataforma–, se trata principalmente de cuestiones de gobernanza, privacidad y datos personales que surgir. Pero también la toxicidad que se le atribuye al ecosistema de Facebook. Nadie quiere volver a pasar por eso, en un entorno 3D o no.

Deja un comentario