ProtonMail está muerto, larga vida a Proton

Es el renacimiento de ProtonMail, que se convierte en Proton. Se le da otra identidad al servicio rival de Gmail, así como una estrategia diferente.

ProtonMail está muerto, vivo Protón. El competidor de Gmail anuncia el miércoles 25 de mayo un cambio de identidad y enfoque. Identidad primero, adoptando un nombre más general. Ya no se trata de estar asociado únicamente con el correo electrónico. Proton pretende ser más que un correo, con otros servicios alrededor. Acérquese entonces, para reflejar con precisión este balancín.


Proton no se retracta de su promesa inicial de privacidad y confidencialidad de datos, dentro de los límites de la ley, una obligación que generó controversia (y un cambio de retórica) en otoño, cuando el servicio tuvo que entregar direcciones IP a la policía, lo que enfureció a los internautas que habían puesto demasiadas expectativas en Proton.

De hecho, se trata de unificar y homogeneizar la experiencia de los internautas que confían en el servicio. Si ProtonMail nació como reacción a las revelaciones de Edward Snowden sobre la vigilancia electrónica de la NSA, con el deseo de brindar mensajería segura, la plataforma se ha diversificado desde entonces: una VPN, almacenamiento en la nube, un calendario.

ProtonMail es solo una aplicación

ProtonMail siempre existirá, pero como una aplicación adjunta a la empresa Proton. El resto no cambia: siempre hay un cifrado de extremo a extremo por defecto para asegurar el intercambio de correos electrónicos. En cuanto a la facilidad de uso, el servicio es lo suficientemente fácil de usar como para que cualquiera pueda utilizarlo (y migrar desde Gmail no es difícil).

Correo de protones móvilFuente: Protón

Todos los demás productos (Proton Calendar, Proton Drive, Proton VPN) están disponibles de la misma manera y se reúnen en un solo ecosistema. Además del cambio de marca y la reorganización de los distintos servicios, también viene acompañado de un rediseño de la web, una lista de precios actualizada, nuevas funcionalidades y una mejor integración.

Esta transformación allana el camino para el lanzamiento de otros servicios y productos, con el fin de fortalecer esta galaxia de software en ciernes. Podríamos, por qué no, ver la llegada de un servicio de chat instantáneo (¿Proton Chat?) o una billetera electrónica (¿Proton Wallet?). No es imposible: en cualquier caso, el consejero delegado no ha cerrado esta puerta.

Por lo tanto, todavía existe una oferta de correo electrónico gratuito, que ofrece un acceso muy básico al servicio de correo electrónico, con muchos límites en el uso diario: un solo correo electrónico, 1 GB de espacio en disco, un máximo de 150 mensajes por día. , 3 archivos y 3 etiquetas autorizadas. Una oferta básica para descubrir el servicio y que se puede utilizar como pérdida líder para una fórmula de pago.

Porque la suite se factura: la suscripción intermedia a 4,99 euros al mes elimina la mayoría de barreras y añade el calendario Proton (habíamos evaluado Proton Calendar frente a Google Calendar). Finalmente, una oferta de 11,99 euros da acceso a VPN y Drive, y amplía un poco más las funciones anteriores. Se ofrecen descuentos en el caso de una suscripción de 1 o 2 años.

¿Qué convence a los internautas de dar el paso y dejar a los competidores en los que están hoy? Proton así lo espera, a pesar de la barrera arancelaria que puede posponer. Pero el servicio sigue convencido de que proteger la privacidad bien vale unos euros al mes. La plataforma, además, se complace en que 70 millones de personas en todo el mundo piensen así.

Lea También:  Cómo transferir un archivo grande desde un teléfono inteligente de forma gratuita

Deja un comentario