Matrix 4 Resurrections es el troyano que no viste venir

¿Qué escondía Lana Wachowski detrás del espejo en Matrix 4? Analizar.

Acabas de salir del cine. Después de meses y meses de espera, finalmente viste Matrix 4: Resurrections. Y ahí está el drama: no sabes exactamente si te gustó o no. La película seguro que te hizo cambiar el cerebro a veces, pero no de la manera que imaginaste, o de la manera que esperabas. Las escenas de lucha te parecieron bastante mal coreografiadas, Keanu Reeves un poco blanda y la historia a veces confusa. Sin embargo, te marcaron escenas inteligentes y diálogos relevantes. En definitiva, Matrix 4 te mete en sábanas preciosas: difícil decidir si se trata de una buena película.

Es por todas estas razones que Lana Wachowski lo ha logrado: Matrix Resurrections no es otra cosa que un hack cinematográfico, un caballo de Troya, una fábula satírica orquestada al detalle.

El resto de este artículo contiene spoilers del contenido de Matrix 4.

matriz4_spoilersAsegúrate de haber tomado la pastilla roja antes de continuar.

«Es una metáfora de la explotación capitalista»

“El arte es un espejo. La mayoría de las personas prefieren mirar la superficie, pero hay personas como yo que aman lo que hay detrás del espejo. Hice esta película para ellos ”, advirtió la directora Lana Wachowski, antes del lanzamiento de esta cuarta obra. Atravesando el espejo de Matrix 4, ¿qué nos encontramos?

Lejos de querer hacer una película abstrusa, Lana Wachowski nos lleva de la mano, en la primera parte de la película, poniendo los pies en el plato. Dentro de la nueva matriz, las anteriores entregas de la saga existen como videojuegos y la distribuidora (que se llama: Warner) quiere una secuela. Luego, los empleados de la empresa participan en una lluvia de ideas (perdón, una muestra de cinismo) sobre el interés financiero de producir un reinicio. “Esto no puede ser otro reinicio más”, se preocupa alguien, cuando el otro responde: “¿Por qué no? Los reinicios se están vendiendo bien”. Un reinicio que retomaría los códigos que hicieron el éxito de la trilogía, por tanto. ¿Qué códigos, exactamente? “Lo que la gente quiere es decirse a sí misma ‘qué cojones’”, “las ideas son sexys estos días”, “Matrix es porno mental”, “¡necesitas tiempo bala! », « ¡tiene que disparar por todos lados! «.

Lea También:  Hogwarts Legacy: Hogwarts Legacy: fecha de lanzamiento, jugabilidad... todo lo que sabemos del juego de Harry Potter

Luego viene esta declaración clave: “Es una metáfora de la explotación capitalista. En una frase se establece el sentido de la película, como el de su razón de ser. Lana Wachowski nos cuenta por qué hizo Matrix 4 y por qué lo destruirá salvajemente. La película no puede contar una nueva historia, no puede estar plagada de referencias y fan-service: una obra crítica de la explotación capitalista no puede tolerar su propia alienación del sistema que denuncia.

neo_trinity_matrix4Neo y Trinity están de regreso en Resurrections. // Fuente: Warner/Matrix 4

Entendemos que Lana Wachowski no pudo, artísticamente, entregar una nueva Matrix. En su mente como directora y guionista, había dicho todo lo que tenía que decir, mostrado todo lo que tenía que mostrar. Sólo el atractivo de la nostalgia y las nuevas ganancias justificaron una nueva película. Esto es exactamente lo que Lana Wachowski va a contar con Matrix 4, y aparentemente burlándose (lo que no necesariamente molesta a Warner: mientras la película haga entradas, todo está bien) (excepto que, obviamente, no hagas tanto). Incluso, sencillamente, escenificará la enajenación denunciada.

El merovingio vuelve como una ridícula caricatura de sí mismo. Las escenas de lucha con «bullet time» son solo pálidas reminiscencias, embrolladas, de lo que fueron en la trilogía. Las miradas son clichés. Neo se parece más a Jesús que nunca y permanece pasivo. Simpáticos pequeños robots enriquecen el universo de la saga. Se reutilizan escenas de la trilogía. Deja vu, una y otra vez, regurgitado. Lana Wachowski logra lo impensable para un éxito de taquilla: caricaturizar la banalidad de su propio reinicio. Fuerza la línea como en un dibujo satírico o en un falso documental. Aplasta las ideas geniales de la trilogía bajo el peso de su repetición inútil y agotadora.

Lea También:  Por cierto, ¿por qué Lego se llama Lego?

“Todo lo que es importante para nosotros”

Tras una hora de película, es el personaje de Bugs (Jessica Henwick) quien entrega nuevas claves sobre el significado de Matrix 4. Hablando con Neo, explica: “Se llevaron tu historia, algo que significó tanto para gente como yo, y lo convirtió en algo mundano. Esto es lo que hace Matrix. Ella arma cada idea. Cada sueño. Todo lo que es importante para nosotros. »

Luego, a través de la voz del personaje, Lana Wachowski nos recuerda que Matrix 4 sigue siendo el País de las Maravillas: “¿Dónde mejor para enterrar la verdad que en algo tan común como un videojuego? «. El famoso espejo. ¿Dónde mejor enterrar la verdad que en la secuela de una exitosa película de ciencia ficción? Lo que está en juego, en medio de la película, son marcadores narrativos. Pero no constituyen la película. La narrativa conceptual: robots, matriz, peleas, blabla, se convierte en un caballo de Troya para algo completamente diferente.

jessica_henwick_bugsJessica Henwick (Bugs), toda una revelación como actriz en esta película. // Fuente: Warner/Matrix 4

Es por eso que Matrix 4 se esfuerza por describirnos un Neo globalmente apático. Sí, es perezoso. Salva el mundo, lucha contra las máquinas, sé el Elegido, lleva al mundo a una nueva utopía, volveremos. Quiere encontrar a Trinity. Es «todo lo que es importante para nosotros», para Neo, para Lana Wachowski y sus coguionistas. La verdad de Matrix 4 está pues en su romanticismo.

Al liberarse de las ideas conceptuales («las ideas son lo nuevo sexy», decía un personaje al comienzo de la película), ¿qué queda sino esta historia de amor? Así lo firma la escena final, Neo y Trinity retomando el control y burlándose abiertamente del Analista. La metáfora postulada al comienzo de la película se mantiene hasta el final, pero con una victoria: Matrix, la explotación capitalista, es desarmada. Mejor aún, jugando con la codicia de Matrix, Neo y Trinity tienen, en sus propias palabras, una «segunda oportunidad».

Lea También:  ¿Juegos de Pokémon en Nintendo Switch por menos de 30 euros? Perfecto para las vacaciones.

Matrix 4 no es una traición. El director no se burla de nosotros, sino que nos invita a pensar críticamente, o más ampliamente, con una mente abierta. Si percibimos la película como un objeto comercial al que asociar un cierto número de expectativas, como el último producto en el departamento de electrodomésticos que debe cumplir tal o cual criterio de compra, entonces sí, la película es un naufragio.

Sin embargo, si nos desnudamos frente a la propuesta experimental de Lana Wachowski, Matrix 4 apunta con mucha precisión y cumple su propia misión artística. Matrix 4 no es una revolución cinematográfica, solo una historia de amor que prende fuego a Hollywood.

Matrix noticias y teorías

Deja un comentario