The Eternals: Chloé Zhao sublima la estética Marvel pero el escenario se desmorona

The Eternals (Los Eternos en francés), la nueva película del Universo Cinematográfico de Marvel, llega a los cines el 5 de noviembre de 2021. Entre la belleza visual y la decepción del guión, aquí está nuestra reseña sin spoilers.

Al llevarnos a los jardines de Babilonia, The Eternals nos lleva en un viaje a través de impresionantes paisajes pasados ​​y presentes. Pero la escritura banal y las apuestas moderadamente emocionantes hacen que el viaje pierda su sabor. Chloé Zhao ofrece una película superheroica estéticamente exitosa, pero que despega con demasiada dificultad.

Esta nueva película, una de las primeras de Marvel Phase 4 (después de Black Widow y Shang-Chi), se estrenará en cines el 5 de noviembre de 2021.

The Eternals es visualmente sublime

Chloé Zhao es la directora de la poética Nomadland y de las conmovedoras Songs My Brothers Taught Me. No cabe duda de que su mirada ha llegado a sublimar la estética de Marvel, brindándonos una película superheroica diferente a las demás en su planteamiento visual, o incluso en su ritmo narrativo.

los_eternos_ba

Los Eternos.

Fuente: Maravilla

The Eternals no duda en confiar en la fotografía contemplativa, ofreciendo paisajes impresionantes y momentos de calma. La sensación de grandeza es permanente, como si la película se elevara al nivel de la temporalidad de sus personajes. Cada plan, incluso íntimo, da paso a una cierta forma de espacio abierto y extendido (una firma de Chloé Zhao). En los paisajes del pasado, como la antigua Babilonia, la reconstrucción es exótica e impresionantemente realista (aunque la cámara no se detiene lo suficiente en la exploración de estos lugares).

Hay mucha majestuosidad en The Eternals. Estéticamente, la película encaja más en la continuidad histórica de ciertas películas de ciencia ficción (2001, Primer contacto, Blade Runner, Insterstellar) que en la de los cómics. The Eternals es muy diferente de otras obras de Marvel: en ningún momento se siente como los Vengadores.

Lea También:  Ya salió el tráiler de Avatar 2: ¿es tan sublime como se esperaba?

A esto se suma un buen dominio del ritmo de narración. La llegada de un nuevo equipo de una decena de héroes y heroínas podría haber sido una vorágine indigerible, pero no es así: The Eternals nunca nos pierde de verdad y consigue que cada personaje exista bastante bien. Estamos lejos de la escritura introductoria algo aterrorizada de Justice League, por ejemplo. Cuando a la película le falta tiempo para explicarnos elementos, momentos de autoburla aprovechando la complicidad con el espectador permiten transmitir alguna información —por ejemplo, cuando un humano (Kit Harrington) se lleva sorprendentemente bien el hecho de salir con una mujer de 7.000 años y la información que ella le da sobre su vida.

La película también está protagonizada por un elenco que parece haber tenido mucho tiempo para dejar que su actuación o actriz hable por sí misma. Desde Gemma Chan hasta Angelina Jolie, Kit Harrington, Richard Madden y Salma Hayek, la interpretación está a la altura.

filosofía contraria

Por desgracia, la magnífica estética de la película y el excelente elenco mantienen el guión a distancia. No es una tarea fácil, porque esto último no vuela alto. Las apuestas carecen de tanta originalidad que se vuelven insípidos. Esta debilidad en la escritura es tanto más difícil de perdonar cuanto que el resto tiene éxito.

Por supuesto, la frialdad superheroica nos mantiene despiertos con una energía entretenida. Cuando amas el universo Marvel, disfrutas, no hay duda. Pero el conjunto nunca logra fascinar más que eso. La vacuidad de ciertos diálogos incluso molesta a veces.

los eternos

los eternos

Fuente: Maravilla

Realmente salimos de la película cuando los diálogos intentan volverse inteligentes: la pretensión de grandiosidad de la película no se corresponde con su falta de profundidad. La moraleja de la historia es resumida: los humanos son malos, pero también pueden ser amables… así que el planeta Tierra no merece ser destruido. En cualquier momento, esperamos que un personaje nos diga —serio, con el ceño fruncido, estrechándonos la mano— que la vida no vale nada, pero nada vale la pena vivir. Llegados a este punto, casi hubiéramos preferido que los personajes se miraran sin decir nada. O haciendo bromas.

Lea También:  Forever: la serie de Amazon que nos confronta con el vacío de la existencia

Porque debemos conceder a los diálogos que sobresalen en humor. Los Eternos no prometía ser para nada una película divertida, a diferencia de Guardianes de la Galaxia que quiere ser “buen delirio”. Sin embargo, la obra de Chloé Zhao consigue arrancar muchas risas al público con un humor que no es torpe, sino simplemente bien sentido y que se apoya, una vez más, en el fuerte vínculo que se crea con el espectador. Quizá The Eternals debería haber asumido más este segundo grado, habría hecho más perdonable su falta de profundidad.

¿Tiene éxito Marvel’s Eternals?

Las cualidades de la película de superhéroes de Chloe Zhao son innegables. Bien estructurada, bien interpretada, encuentra un lugar único, estéticamente, en la filmografía de Marvel. Pero uno no puede librarse de un sentimiento de decepción al salir de la sala: el de no haber quedado marcado sobremanera por lo que nos cuenta la película.

Nos hubiera gustado que se abandonaran ciertas escenas de acción demasiado típicas para acentuar la estética refinada, y que el enfoque del guión condujera a un tema un poco diferente, más profundo y por qué no poético. La película sigue siendo un éxito y consigue ofrecer una original propuesta superheroica. The Eternals puede incluso ser uno de los mejores de Marvel. Pero este enfoque incompleto nos impide afirmarlo. De hecho, es difícil evaluar realmente qué lugar ocupará finalmente esta película en nuestra memoria cinematográfica.

El veredicto

Richard Madden y Gemma Chan.  // Fuente: Maravilla

The Eternals no es una película de Marvel como las demás. Bajo la mirada de la directora Chloe Zhao, la estética se inspira más en la historia cinematográfica de la ciencia ficción que en la de las obras superheroicas. Visualmente, es sublime. Tanto la producción como la fotografía logran impresionar al ofrecer tomas magníficas, escenarios elaborados y sentimientos de grandeza. Claramente, la estética de la película es un éxito, y su ritmo hace un gran trabajo al presentar todo un elenco de nuevos personajes. Este éxito también está ligado a un excelente elenco que logra hacer reír y, en ocasiones, conmover. Sin embargo, salimos de la sala con una impresión mixta, debido a un guión insuficiente y diálogos que son demasiado a menudo de mal gusto. The Eternals no ha llegado al final de su enfoque y, por lo tanto, nunca despega realmente. La promesa no se cumple del todo, y eso es lo que puede resultar molesto. La película sigue siendo un éxito en muchos aspectos, haciéndonos vivir, a pesar de todo, una experiencia superheroica muy bonita por derecho propio.

Deja un comentario